Rodaors

· La Historia.

El Bou al Carrer, ha transitado a lo largo de los años por diferentes épocas, todas ellas con una particularidad que la identificaba y cada una de ellas ligada al mismo tiempo a los vecinos de cada una de las localidades taurinas que tenían en su haber el poder de enfrentarse a las seres que se exhibían con motivo de las fiestas locales.

Podríamos considerar la época que denominaremos “Edad de Oro del Bou al Carrer”, por importancia, representatividad, punto de inflexión y estar situada al medio del fin de una época y el comienzo de otra como una de las mas importantes.

 

Concreta mente la “Edad de Oro” comprende las décadas de los 70, 80 y final de los 90, desde el año 1970 hasta el año 1.990.

 

En ella comenzaron a exhibirse en la C.V. toros de los que denominaremos como “Cerriles” o de “Hierro de Primera”, que se compenetraban a la perfección con las mejores reatas de ganado autóctono que tendrá la C.V. en su larga historia.

 

Hay una figura importantísima en esta “Epoca de Oro del Bou al Carrer” y no es otra que la del “Rodaor”. En los años 70 / 80 comenzaron a salir al mundo de la calle una serie de aficionados que “rodaban” el toro, de cara, con toda la ventaja para el animal, personas con un perfil normal dentro de la sociedad…. panaderos, fontaneros, herreros, empleados de banca o abogados…. Cada uno de ellos tenía un empleo diferente, pero todos eran iguales en el momento que el toro salia a la arena.

 

“Rodaors” de Massamagrell, Puçol, Rafelbunyol, Meliana, Albalat, El Puig, Museros, Vila Vella, Burriana, Massalfasar, Albuixech, Quartell, Faura, Vall d´Uixo... hacían las delicias de todos los aficionados que acudían a un festejo de Bous al Carrer.

 

La evolución del festejo, el paso de los años y las nuevas formas de entender el #Bou, nos ofrecen diferentes etapas y edades en la figura emblematicas de el "Rodaor.